miércoles, 6 de febrero de 2008

Logaritmos en octubre

Extraño la escuela.
Extraño levantarme temprano y ponerme el horrible guardapolvo celeste.
Extraño llegar tarde y que me pongan media falta.
NO extraño a mis compañeros, nunca me hicieron sentir integrada, nunca me escuchaban cuando quería decir algo y siempre alguien me callaba... Sin duda el peor grupo que tuve en mi vida (ahí tienen pedazo de bestias nunca se los dije porque nunca me dieron la oportunidad).
En fin, extraño en sí la hora de clase, los deberes, los trabajos prácticos (adivinaron, soy la de anteojos que siempre se sacaba 10 :D)
Los divagues de los profesores, ay Dios, creo que eso es lo que más me hace falta.
Por alguna extraña razón a López el de matemática (el mismo López que hace meses no me contesta un mail, espero que esté bien, es importante para mí) se le daba por hablar de cosas en medio de la clase, que te abrían la cabeza, de cada tema hemos hablado, casi todos lo queríamos (siempre hay algún renegado, y me alegra poder decir que esta vez no era yo la que estaba en contra jojojo), siempre fue un ser especial.
Bueno además de eso, daba mi materia favorita: Matemática. Alta materia, para mí los deberes eran una especie de diversión... No sé, me daba un cierto placer masoquista llegar en plena primavera a casa, comer, mirar Dawson's Creek un rato y luego sentarme a hacer logaritmos.
Soy rara sí, pero amé siempre los logaritmos. Quizá porque era lo que me salía bien. Pues no se puede ser groso haciendo logaritmos, o tener arte o ingenio... Simplemente te salen o no. Y a mí me salían.
Se me viene la imagen de mí misma con 16 años sentada en la mesa grande del comedor alas 6 de la tarde. A mi izquierda la tele apagada y a la derecha un amplio y luminoso ventanal por el que entraban la luz y el calorcito primaveral. Hasta me parece sentir esos olores.
(Soy rara también con el sentido del olfato, además de creer que las casas y las personas tienen olores indentificatorios, creo que las épocas de mi vida lo tienen... A veces voy por la calle y pienso "oh, hay olor a segundo grado acá" -lo peor es que a veces lo digo, eso es más avergonzante saben-... Bueno pero pónganse a pensar, yo recuerdo distintas fases de mi vida y cada una tiene su olor característico... En fin volvamos a lo que nos incumbe)
Era lindo mirar por la ventana porque veía un gran bosquecito de álamos que había al lado de casa, y de fondo, las sierras.... bajas, suaves, de color gris azulado, a veces se fundían en el cielo. Otras veces el cielo mostraba un orgulloso color celeste fuerte que lo hacía inconfundible.
Y los pajaritos, changos, ¡cómo los extraño!
Pobrecillos, se tuvieron que buscar otra casita cuando cortaron los álamos... Ahora las sierras no se ven porque las tapan las construcciones altas de mi barrio.
Y además de todo eso, ya no paso las tardes en el comedor haciendo logaritmos.
Creo que eso es lo que más añoro...
Definitivamente, soy rara.

4 comentarios:

FeR dijo...

hola mai..bueno..estaba aburrida y quise saber d q se trataba tu blog...me dolio leer lo q pusiste de nosotros...pero estas en todo tu derecho xq es lo q t hicimos sentir....ojala q yo no tanto... xq nunca tuve la intencion..no soy muy demostrativa ..y se q nunca fuimos amigas y eso..pero me caes bien..y lamento mucho q tengas ese recuerdo del grupo... mas q nada por vos..y se q tenes razon xq hay muchas personas crueles...bueno..t deseo suerte... ojala estes bien!...besos cuidate--aguanten los piojoss..jeje

Mai dijo...

Ferchu!! me alegra k pasaras : )
Como vos decís, el grupo fue atroz, no lo extraño y no volvería por nada en el mundo! Me hicieron sentir tan mal y tan afuera durante tantos años! Pero obviamente que de todos lados se rescata gente copada como vos y bueno ya sabés las pocas personas que nombraría a continuación :P Porque como dice mi primo Paolo (mi ídolo personal), "en todos lados hay gente buena y gente mala, pero lo importante es que en todos lados hay gente".
Aguanten Los Piojos nena, te quiero (creo que nunca te lo dije :$)

FeR dijo...

gracias mai!!..tenes razon..siempre se puede rescatar gente....gracias!yo tb t kiero!...cuidate lokilla..ojo con la puerta!!!..jaja... :P y cuando quieras ir a ver los piojos decime,y te venis conmigo..jeje..besosss!!!..

Hipolito dijo...

No creo que leas este bocado pero te comento que a mí me pasa más o menos lo mismo con los problemas de convinatoria, que cuando quise explicarlos nunca les encontré un método, y el encontrar el n-ésimo término de una sucesión o serie, de la que simplemente hay que ser detallista para resolverlo. Nos vemos, suerte.