martes, 30 de diciembre de 2008

Caminos separados


























Hay cosas que me guardo para mí, y la tarde de ayer, es una de ellas :)
Todavía tengo ese perfume en mi ropa y en mí, lo llevo adentro.
Si la gente no lo entiende, entonces es especial.
De alguna manera me siento aliviada y tranquila. ¿Será un mecanismo de defensa de mi mente? ¿Estará ocultando una catarata desaforada que vendrá luego a inundarme los planes?
No lo creo.
Parece que por fin llegué a la mitad del camino, y ahora sólo tengo que seguir pateando.
Vos sabés de qué hablo.


1 comentario:

Foungtan dijo...

Mee suena medio perver la frase "Vos sabés de qué hablo" jaja... igual ¡¿qué problema hay con eso?! jeje