sábado, 7 de febrero de 2009

¿Acosada por los fans? Ni en mis sueños más narcisistas

1, 2, 3, va.
Estoy indignada. Furiosa. Con impotencia contenida. Y lo único que puedo hacer -y lo hago bien- es quejarme.
Hoy el tema es:
"La discriminación que sufrimos en Internet por causa de la cultura de la imagen, cómo afecta esto a nuestra vida cotidiana y por qué siempre se termina antes la paleta que el queso."
Todo empezó cuando un día decidí cambiarme la fotito en mi perfil de Jango (esa radio virtual que les comenté hace un par de entradas).
Puse una en la que considero que salí bien (aquí está, curiosos), y un rato después después tenía como 10 solicitudes de amigos, mails, mensajes rápidos, comentarios, y toda forma de comunicación que provee la página.

Me sorprendió, pero bue, lo dejé pasar, incluso creo que en algún momento pude aceptarlo como una caricia al ego. Obviamente también pensé: Qué bananas.
La cosa es que en ese lugar también conocí gente copada, unos yankees de la edad de mi viejo, con los que me escribo y me cuentan de la vida allá, uno de Filipinas, uno de Kuwait, etc.
Pero cada día, me siguen llegando mails insoportables de gente tan hueca, llana y básica que sólo sabe poner: "hey cutie wuz up" (encima así escriben, o con abreviaturas rarísimas para un hispanohablante), "hi my sexy sexy friend", y otras que debo censurar, pero que me ponen de los pelos. Spamean tanto que ya me cuesta distinguir los mensajes de la gente que me cae bien, entre tanta saliva.
Y si me dijeran, bueno, son argentinos entre 18 y 30, ok, no haría tanto escándalo, lo confieso (hagan casting hagan casting muchachos \o/)...
Pero, estamos hablando de algunos under-16 con camisetas de fútbol americano y las mamás haciéndoles la leche, de un negro ugandés de unos 2 metros, y un par de señores con la andropausia pisándoles los talones, escribiendo desde la otra punta del planeta.
Tal es así, que tuve que poner esto en mi perfil:

1. Don't waste your time in writing to flirt with me, I block that type of guys without explanation. I hate them.
Come on, there are so many other girls in your own cities dudes!
2. Don't call me sexy, cute, pretty or whatever, it freaks me out!
3. I'm not looking for a "boyfriend", God!, this is funny...
If I would, I wouldn't be searching HERE in Internet! I would be hanging around in REAL places with people of my own age who live in my own city (or COUNTRY at least)
4. I like to make FRIENDS, that's all... If you write me an e-mail or give me a shout, I'll always reply. Of course I'm glad of meeting nice people, and, in fact, I've met such lovely people here, but I receive a lot of empty and superficial shouts and that sort of flirting mails every day, and it became so hard for me to read the ones I care ¬¬
5. I CAN'T believe I had to write this...
¿Suena soberbio? Tal vez. ¿Suena un poco neurótico? Quizás. ¿Aleja a los hombres? Posiblemente.
Joooyaaa.
Nunca había imaginado tener que poner un freno de este tipo. Me parecía que eso lo hacían las minas muy cotizadas, qué sé yo, las famosas, no sé, pero no YO. Es algo nuevo para mí, y adivinen, NO ME GUSTA.
(Me pregunto por qué no me agregó ni una chica... No les interesará conocerme, supongo.)
Digo que esto es discriminación.
¿Por qué? Porque me hacen sentir señalada, diferenciada.
Y yo AMO pasar desapercibida, y debería ser compatible pasar desapercibida, con publicar una foto mía. Debería, y no lo es, y eso me revienta, me enerva, saca la perra que hay en mí (ok, no busquen connotación erótica en esa expresión).
Es indignante que uno ponga una imagen y al momento siguiente se convierta en un objeto.
¿Cuál es la solución? ¿Poner una de mi gato? ¿De un florero? ¿De Hello Kitty?
¿El acoso constante es el precio que tengo que pagar por subir una foto inocente en una página sólo porque es un recurso que ofrece?
Y dicen que: "Hay que bancarse las consecuencias de la exposición".
El problema en esa oración, es que las consecuencias de la exposición, no deberían ser malas. No debería generar algo que nos haga sentir mal. Sólo tendría que ser un detalle, como publicar la fecha de cumpleaños o la lista de películas favoritas.
Esto es como decir que la cura para la inseguridad es que las personas se encierren en sus casas. Es culpar a la víctima.
¿Desde cuándo debo evitar mostrarme para que la gente me tenga respeto, o para asegurarme de que los que se acercan lo hacen por lo que soy?
Es inaudito, en serio lo digo.
Entonces qué, ¿me pongo una bolsa en la cabeza para salir a la calle así la gente me tiene en cuenta por mis ideas?
Claro que en la "vida real" no se nota tanto este estilo de discriminación, porque la mayoría de esos losers no tiene valor para pronunciar la mitad de las cosas que escriben.
Mientras tanto, tengo que bloquear uno por uno a los energúmenos que
con esta clase de seducción vía internet intentan compensar sus vacías vidas amorosas, su crisis de personalidad, su aburrimiento crónico, sus hormonas inflamadas o lo que sea.

Y, gente, la paleta se termina antes que el queso PORQUE ES MÁS RICA.

3 comentarios:

Foungtan dijo...

Hola!!
Jaja... eso no me pasa a mí... jeje... pero debe ser feo que pase...

Y te digo que acá en casa primero se termina el queso... y siempre quedan fetas de jamó/paleta en la heladera... ¿Somos raros? jeje

Saludos
PD: Juan Herrera, no hagas caso al sobrenombre... jeje

Mai dijo...

Hola Juan! Qué sorpresa :D Me imaginé que eras vos por los bocadillos en italiano :P
Ah y porque dijiste que ibas a leer mi blog.
Tengo aptitudes para detective no? :P

Ahora voy a chusmear el tuyo.

Roberto dijo...

Hey cute, nice pic wanna talk?