sábado, 16 de agosto de 2008

Descubrí una mafia (¡A pleno!)

(Epígrafe: El hueco que queda en la pared es causado por un poster que siempre se cae ¬¬' )

Me di cuenta de la existencia de una mafia que la gente no conoce.
*Sonido de tambores*
La de los fabricantes de cinta adhesiva, las pinturerías y los posters.

Antes de explicar mi teoría, aclaro que al escribir este post, me cuesta mucho decir "cinta" porque en mi ciudad la palabra es "cintex"... O "sintex", no sé, nunca lo vi escrito (y Don Juan Google no me supo ayudar), supongo que será una marca. La cosa es que a los tandilenses todos nos miran con cara rara cuando le llamamos así ¬¬
Bien, hecha la nota al margen (acá no hay margen pero imagínense que está escrito en una hoja Rivadavia con letra chiquitita), voy al grano:
¿Cómo puede ser que aunque pongas unos 20 cm. de cinta en cada esquina de tu fuckin' poster favorito, éste se venga abajo a los pocos días? ¿Eh? ¿Eh?
Para mí se complotaron los pintureros con los cinteros para que el coso se despegue. Y los postereros seguro que hacen un papel en el que resbala el pegamento o se seca demasiado rápido o flashea las moléculas (capaz les generan un trauma psicológico) y el resultado es que estás durmiendo y tipo 4 de la mañana se cae el maldito poster (se podía caer de día, ¿no?, pero no, siempre que pueda desajustarse algo que te dé cagazo, te va a pasar de noche y durmiendo).

Bueno. No piensen que estoy loca. Es un tema serio (y sirve para recuperarnos de la sobredosis de azúcar del post anterior).

4 comentarios:

Vane dijo...

Totalmente de acuerdo, siempre me pregunté eso, y por suerte no soy la única!!!!!!!!

Un saludo!

Ericarol dijo...

Pues, yo he tenido suerte. Nunca se me ha caído un poster. Será que por acá se consiguen de los buenos? Vaya usted a saber. Un abrazo.

Hipolito dijo...

Che, yo la había descubierto esa mafia hace rato, por lo que me propuse en plan de lucha desde hace varios años, a saber:
1)No pego nada a la pared (se me puede calificar de amargo);
2)Lo que pego, no lo "pego", lo "clavo", pongo un clavo en la pared y de ahí lo cuelgo. (Vale decir que lo único que tengo clgado en mi depto es un almaneque, si no las pobres paredes estarian hechas mierda)

Jaja, bueno, chau!!

Pablix dijo...

Para mi que es todo mentira. Igual, capaz que si seguimos hablando de esto vienen los hombres de la cinta y nos convierten en momias encintadas para que guardemos su secreto!!

Ahora tengo miedo :(

No voy a poder dormir